viernes, 30 de noviembre de 2007

Dos razones y media para eliminar este blog

Esta noche tenía ganas de escribir pero me he liado navegando por distintos blogs. Todos muy "focalizados". Yo no lo estoy; de hecho, me han surgido dudas de por qué he creado este blog. Lo cierto es que tenía ganas de escribir por libre, de reflejar en algún sitio mis cosas, pero le exijo tanto perfeccionismo a todo, que si no lo es, me desanimo.

Sé que no tiene por qué ser la bomba, en cierto modo, es un lugar de respiro y cada cual hace lo que quiere. Olga, Arancha, Mar, Felipe, Diego (no tiene pero ya tiene el nombre: "Las cotis de mis compis") también se han lanzado a la aventura blog. (Olga, de hecho, es joven pero veterana y reconocida blogger).

En fin, no me enrrollo. Que me asaltan las dudas.
1º Razón: ¿tengo algo distinto que contar? ¿algo interesante? ¿Es, en realidad, una blogoterapia?
2ª Razón: Tengo, al menos, dos aficiones aparcadas (tan importantes para mí como respirar); una es leer y la otra es pensar-soñar-divagar-imaginar.
1/2 razón: Entre escribir y navegar, le dedico bastante tiempo y el cuerpo me pide más descanso. Esta es media razón porque en realidad, a menudo escribir aquí es ya un descanso.

2 comentarios:

Arancha dijo...

Venga Paloma! Como 3 razones pesan más que 2 y 1/2... te doy 3 para que no lo elimines:

1- Escribes estupendamente y no puedes dejar de hacerlo (lo sabes ;-))
2- No tiene que ser perfecto, con hacerte sentir bien es suficiente. Es el espacio que puedes aprovechar para relajarte, para ser tú, para no escribir para otros/as y para recuperar esas aficiones dormidas o aparcadas. Es mucho más ecológico que un papel y descarga lo mismo, ya sabes que a veces escribir es terapia y seguro que merecerá la pena seguir a la Paloma persona igual que a la Paloma periodista.
3- Tienes un nombre de blog precioso... lo perderías si lo eliminas ¡te lo quito seguro! ;-)

Besotes y adelante con esto mari ¡que no tienes que buscar posicionamiento, sólo satisfacción!

Paloma dijo...

Gracias Arancheta. Tú sí que sabes motivar.